Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

Emprendimientom

Emprender e innovar teniendo como principal foco el mercado y sus necesidades es la única estrategia que garantizará a las empresas su supervivencia. Así evoluciona el ecosistema en Colombia.

“El emprendimiento representa la oportunidad del esfuerzo humano para lograr el bien del mundo”. Con este claro mensaje Jonathan Ortmans, presidente de la Global Entrepreneurship Week, abrió el Congreso Mundial del Emprendimiento que se realizó en marzo en Medellín y al que MisiónPyme asistió por invitación de la Cámara de Comercio de Cali. El directivo afirmó que si los emprendedores quieren introducir una nueva idea en el mercado, esta debe tener un valor social para así generar crecimiento en todos los frentes.

“Colombia ha dado la vuelta a la esquina porque la gente lo decidió”, aseguró el experto y señaló que el país es solo un referente de cómo los emprendedores, que viven en una sociedad conectada y pertenecen a una generación menos egoísta, están explorando la forma de lograr más con menos recursos, ser disruptivos, enfrentar viejos problemas con nuevas ideas y trabajar en las economías compartidas que han hecho tan popular el intercambio de bienes o servicios entre particulares sin intermediarios.

Días antes, en el SAP Forum, se evidenció que Colombia es un país que le sigue la pista a los adelantos tecnológicos a nivel mundial y que, incluso, ha sido el punto de partida para que tecnologías desarrolladas en el país encuentren eco en otros continentes. Francisco Reyes, presidente de SAP para el norte de América Latina y el Caribe, aseguró que en la actualidad las empresas deben ser digitales porque las personas son entes digitales. A su favor tienen el hecho de que existe una infraestructura en la que los gobiernos han invertido que se puede explotar para sus negocios.

Carlos Ángel, gerente de Uber Medellín, afirmó por su parte que mientras las empresas tradicionales tienen un producto que les da ganancia y además ejercen responsabilidad social, en la economía compartida ocurre lo contrario. Por esto la empresa está presente en 11 ciudades del país, cuenta con 25.000 conductores, 250.000 clientes y planes de expansión. “La regulación debe ser inteligente para no apagar la innovación”, aseguró y puso sobre la mesa una carta definitiva para ganarle la partida al atraso: el emprendimiento y la innovación son tarea de todos.

Así lo han entendido también otras instituciones que, como incubadoras o aceleradoras, tienen sobre sus hombros la responsabilidad de que Colombia pueda jugar de igual a igual con los grandes cacaos de la innovación a nivel mundial.

Ecosistema dinámico

Endeavor es una de las entidades que dinamiza el ecosistema del emprendimiento y la innovación en Colombia. Durante los últimos 10 años, se ha dedicado a la búsqueda de emprendedores de alto impacto y a la selección de los que tienen mayor potencial para recibir asesorías que los ayudan a acelerar su crecimiento exponencial, liderar su segmento y pasar a un nivel más competitivo. El acompañamiento incluye acercamientos con mentores estratégicos a nivel local y global.

“Construimos proyectos con los emprendedores, les asignamos consultores para que trabajen con ellos en proyectos puntuales, les facilitamos acceso a capital inteligente y los asesoramos en la búsqueda de capital y hacemos un ejercicio con ellos para conectarlos con potenciales fuentes de financiación o inversionistas. Además, hacemos actividades de networking para que los emprendedores puedan acercarse a personas que les pueden generar relacionamientos efectivos”, afirma Adriana Suárez, directora ejecutiva de la entidad.

El proceso de Endeavor es riguroso. Por esto, de acuerdo con Suárez, solo un

2% de los emprendedores que arrancan el proceso lo terminan. Los criterios de selección son exigentes y a ellos se suma el hecho de que el momento en el que se encuentra la empresa, el momento de crecimiento o la etapa en la que se encuentra en ocasiones demuestra que no están listos para subir el siguiente peldaño. Otros se retiran porque no pueden dedicarle el tiempo necesario al proceso.

Los que sí lo logran, revela la ejecutiva, son los que tienen la capacidad de consolidar equipos de alto desempeño que puedan atraer socios o vincular personas que les generen valor a las organizaciones. Adicionalmente, son disciplinados y ambiciosos, no solo quieren llegar a un siguiente nivel, sino que tienen la disposición para cumplir objetivos. Finalmente, piensan en modelos de negocio globales que no solo están destinados a resolver un reto específico de nicho, sino que pueden proyectarse o escalarse y resolver problemas globales.

Carlos Castañeda, director de Wayra Colombia, coincide en que el pensar en grande es una de las fortalezas de los emprendedores colombianos, que han sufrido una transformación en los últimos cuatro años. “Ellos ahora piensan en negocios escalables que puedan llegar rápidamente a mercados regionales o globales con ayuda de la tecnología. El colombiano opta por emprender como opción de vida y no solo porque no encontró un trabajo en una empresa importante. Nos falta madurar todavía mucho como ecosistema pero vamos mejorando cada vez más”, asegura.

Desde su inauguración en Colombia en 2011, Wayra, que hace parte de la iniciativa Open Future de Telefónica, ha estudiado más de 3.000 proyectos de emprendimiento recibidos en cinco convocatorias, ha acelerado 43 empresas, entregado US$1.8 millones como capital semilla a startups y facilitado el que ellas hayan recibido más de US$5.5 millones de manos de terceros inversionistas. “El top 10 de nuestras startups genera en la actualidad más de 300 puestos de trabajo. En el último año, obtuvieron ventas por más de US$3 millones. Hoy Wayra tiene 11 academias en América y Europa.

Los emprendedores que están iniciando sus proyectos y los que han logrado emprender iniciativas exitosas también son la razón de ser de la Fundación Bavaria que nació en 2005 para apalancar proyectos sostenibles que contribuyan a la generación de empleo e ingresos para las comunidades y a la cadena de valor de la empresa. De acuerdo con Jorge Bedoya, director, la fundación desarrolla diversos programas según la etapa en la que se encuentre la empresa.

Con Destapa Futuro, promueve la creación de empresas rentables y sostenibles, en 10 años se han capacitado 5.000 emprendedores y entregado a 380 empresas recursos por US$10.5 millones de dólares. Las ganadoras tuvieron un crecimiento promedio de dos dígitos. Con la Red Nacional de Ángeles Inversionistas, que agrupa inversionistas ángeles interesados en invertir en compañías de alto potencial de crecimiento cuando están en sus etapas tempranas de desarrollo, se han cerrado 18 inversiones por US$6.3 millones en tres años y las operaciones beneficiadas presentan un crecimiento en los indicadores de desempeño superior al de sus respectivos sectores y al mercado colombiano.

La Red de Mentores Bavaria, que congrega a 140 personas que han donado 3.700 horas para capacitar a los beneficiarios; el Reto Bavaria, un programa de innovación abierta para resolver retos relacionados con el área de Desarrollo

Sostenible de Bavaria, y la Red de Emprendedores Bavaria, que amplía la oferta de acompañamiento y conocimiento a los emprendedores del país que cuenta con una plataforma en internet, son otras iniciativas que han brindado beneficios a los emprendedores que pertenecen a este ecosistema.

“El emprendimiento está creciendo hoy de una forma más global y rápida. Está iterando y hay más comunidades pensando en cómo independizarse y ser mas autónomas para estar a cargo de su economía. Bogotá sobresale como centro de activismo de emprendedores”, afirma Rubén Cantú, fundador de Core Media Enterprises con experiencia en el uso de tecnologías y realización de estrategias innovadoras de marketing para captar nuevas audiencias quien visitó el país para participar en un programa que lanzó el Club El Nogal para capacitar empresarios en emprendimiento, innovación y tecnología y crear una red de socios que se apoyen entre ellos.

Según su perspectiva, mientras algunas economías se dan golpes de pecho porque la industria de la energía el petróleo se está desvaneciendo, Colombia es un país que, afortunadamente, está pensando en otros términos.

La hoja de ruta 2016

Endeavor: este año celebra su décimo aniversario. El 27 de mayo realizará la Conferencia Endeavor, la más grande sobre crecimiento de alto impacto. Por la misma fecha, lanzará el primer libro sobre emprendedores colombianos de alto impacto que recopila 10 historias con el fin de que se conviertan en casos de estudio. Uno de los paneles de selección de emprendedores internacionales (se hacen seis al año) se hará en octubre en Medellín.

Wayra: lanza una convocatoria al año, en 2016 se hará en el segundo trimestre. Continuará buscando proyectos con el perfil adecuado mediante la participación en eventos del ecosistema emprendedor. Los mejores serán elegidos por un jurado experto y recibirán capital semilla, un sitio para trabajar y asesoría con especialistas en diversos temas con el fin de que crezcan rápidamente en el mercado local y busquen su internacionalización.

Fundación Bavaria: en 2015, realizó la convocatoria y preselección de emprendedores con capacidad para atender los retos del programa Reto Bavaria: PET Ámbar y manejo de lodos de las plantas de agua residuales. Los seleccionados recibirán $100 millones que fueron desembolsados durante el primer trimestre de 2016. Los otros programas seguirán su curso de acuerdo a los cronogramas establecidos.