Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

La avicultura seguirá creciendo jalonada por el consumo interno de pollo y huevo, mientras el sector intenta frenar el contrabando técnico y la informalidad.

Todo parece indicar que el sector avícola continuará en ascenso. La Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) prevé que en 2014 este renglón contribuirá al sector agropecuario con un crecimiento del 3,1%, gracias a los incrementos en huevo (4,4%) y pollo (2,7%).

Aunque los avicultores siguen atentos al impacto que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos podría tener sobre su desempeño, la verdad es que hasta el momento el 'daño' de las importaciones ha sido mínimo, debido al precio y al tipo de producto que ha ingresado al mercado, donde la apuesta de los productores nacionales ha sido el de la diferenciación. Además, han tenido la posibilidad de sacar partido de este acuerdo para reducir sus costos de producción, debido a la compra de maíz amarillo sin aranceles.

De hecho, en 2013 la producción avícola repuntó y llegó a 2 millones de toneladas, es decir un 11% más que el año anterior. Produjimos 1,2 millones de toneladas en carne de pollo y 0,8 millones de toneladas en huevos, lo que representó un aumento del 14,7% y el 5%, respectivamente", explica el presidente ejecutivo de Fenavi, Andrés Valencia Pinzón.

Este incremento estuvo jalonado por el crecimiento per cápita del consumo de pollo que pasó de 23,9 kilogramos (kg) a 27,1 kg, sin contar el pollo importado. En el caso del huevo, la ingesta anual por persona pasó de 228 a 236 unidades por persona.

Gracias a estos resultados, las empresas líderes crecen a tasas superiores a las del sector, es decir por encima del 5%, lo que demuestra que son altamente competitivas, sin embargo, existen algunas empresas pequeñas y medianas con dificultades, debido a que tienen problemas de productividad.

De acuerdo con el Dane, este sector representa aproximadamente el 28% del Producto Interno Bruto (PIB) pecuario y el 2% del PIB nacional. Además, genera alrededor de 2,5 millones de empleos entre directos e indirectos.

Los dolores de cabeza

Pero a pesar de que las cosas van bien, hay dos temas que no dejan de inquietar a Fenavi: el contrabando técnico y la informalidad. El primero de los casos se debe a la importación de pollo que supuestamente cumple con todos los requisitos, pero que está clasificado con una partida arancelaria errada, con el fin de eludir los controles de la aduana. Según el gremio, cerca de 15.000 toneladas llegan de esta manera al país, por lo que esperan que tanto la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) como el Ministerio de Agricultura tomen cartas en el asunto.

En el caso de la informalidad, se presenta sobre todo en el departamento de Norte de Santander donde cerca del 60% del pollo que se consume en esa región es de contrabando, pues por la frontera con Venezuela ingresan más de 1.000 toneladas al mes.

Para continuar por la senda del crecimiento, el sector busca, además de superar estos problemas, diversificar su portafolio de productos, particularmente hacia el valor agregado.

"Un indicador implícito de competitividad y desarrollo por fuera de la media del sector se lee cuando las empresas están calificadas para exportar, aunque no se exporte, marca la diferencia, pues son empresas más preparadas para enfrentar la competencia internacional", señala Fernando Ávila, director de Estudios Económicos de Fenavi.

El otro reto está en mantener un plan de inversiones que permita mejorar las condiciones competitivas del sector y adelantar las inversiones que se necesitan para estar al día con la nueva normativa que se exige a esta actividad, sobre todo la relacionada con el medio ambiente.

Oportunidades

• El subsector del pollo es altamente competitivo, cada día son más las empresas que cuentan con una moderna infraestructura, un manejo más técnico en el control de costos y trabajan en el desarrollo de la marca y el producto.
• Los colombianos comen más proteína animal, principalmente pollo y todo parece indicar que el consumo per cápita seguirá en ascenso.
• Se prevé que el consumo de huevo también aumentará en 2014, pues el mercado aún tiene espacio de crecimiento para llegar hasta 300 millones de unidades al año.

Riesgos

• El contrabando sigue siendo una de las principales preocupaciones de este sector. Según Fenavi, unos 1,5 millones de huevos y 1.400 toneladas de pollo entran ilegalmente a Colombia cada día, a través de las fronteras con Ecuador y Venezuela.
• Los instrumentos de comercio exterior para proteger la producción nacional no son acordes con la realidad de la actividad.
• El sector no cuenta con herramientas que le permitan reducir su exposición al riesgo generado por los paros, como los que se presentaron en 2013.