Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

El sector ha hecho esfuerzos por invertir en innovación y por aprovechar la biodiversidad que tiene el país. Además, rompió récord en las exportaciones en 2013, aunque este año los empresarios encendieron las alertas con las medidas que Ecuador tomó recientemente, pues es su principal destino.

El sector de cosméticos en el país tiene un gran potencial. Por un lado, Colombia cuenta con una gran cantidad de insumos naturales y esto va de la mano con la tendencia que se vive a nivel mundial: preferencia por lo orgánico, lo natural y el bienestar personal. Y lo interesante es que las personas están dispuestas a pagar un margen mayor por conseguir este tipo de productos.

En segundo lugar, la industria de cosméticos ha tenido un crecimiento exponencial en Latinoamérica durante la última década. Según la Cámara de la Industria Cosmética y del Aseo de la Andi, el crecimiento ha sido del 314%, sólo superado por Europa Oriental (333%). Para Jaime Concha, director de esta cámara, en Colombia el crecimiento se ha visto apalancado por el aumento en la capacidad de compra de los consumidores y por el protagonismo que ha asumido la mujer en el mercado laboral. Según Euromonitor, Colombia es el quinto mercado de la región, después de Brasil, México, Argentina y Venezuela.

Sin embargo, Concha reconoce que 2013 no fue un año excelente para el sector, pero al menos no reportaron una cifra negativa y crecieron un 2.5% con respecto a 2012. En ventas, obtuvieron aproximadamente 4.400 millones de dólares, impulsados, en gran parte, por las compañías de venta directa. En exportaciones rompieron un récord, pues hicieron transacciones por cerca de USD $650 millones. El principal destino fue Ecuador, seguido de Perú y Venezuela.

Concha asegura que los empresarios abandonaron el temor de exportar sus productos y se lanzaron a conquistar nuevos mercados, diferentes al venezolano. Sin embargo, alerta sobre los nuevos requisitos que está pidiendo Ecuador para que ingresen algunos productos. “Las medidas son incumplibles e ilegales, porque están desconociendo las decisiones andinas que reglamentan el comercio de estos productos”, afirma. Así que es urgente que los empresarios comiencen a mirar otros destinos.

Este año, además de esta situación, no ha sido fácil. Tuvieron una caída en ventas del 4% en el primer trimestre, pero Concha asegura que en el segundo esperan recuperarse y, además, ven que se está reactivando el consumo. Por otro lado, dos políticas públicas han sido clave para consolidar al sector. El Invima creó una división de cosméticos y aseo lo que ha permitido que todos los procesos se hayan vuelto más eficientes y ágiles. Y la inversión en innovación y desarrollo se ha promovido fuertemente. Se espera, por ejemplo, la construcción del Observatorio Nacional de Biodiversidad en Manizales que fortalezca la producción de ingredientes naturales y el desarrollo de productos de alto valor agregado.

Sin embargo, el reto para Colombia es grande. El país debe consolidar una oferta de productos orgánicos, que aunque es pequeño en comparación con el resto, tiene un gran potencial. Actualmente solo existen 49.000 hectáreas de producción orgánica certificada, lo que representa el 0.005% de la producción mundial. Entre los productos naturales que se podrían utilizar en esta industria están la ipecacuana, bálsamo de Tolú, borojó, gualanday, muña, prontoalivio, achiote, arazá, dividivi y seje. De igual forma, las empresas del sector deben estar atentas a las amenazas actuales como el contrabando, la falsificación y la competencia desleal.

En cifras
De acuerdo a Euromonitor, a nivel mundial, el tamaño del sector en 2012 ascendió a US$433.336 millones y ha tenido un crecimiento dinámico en la última década. Su tasa de crecimiento promedio anual es del 5,9%. Las empresas en el país son bastante heterogéneas en tamaño y están concentradas en Bogotá, Antioquia y Valle. En promedio, existen unas 900, pero el 90% de las ventas es producido sólo por 25 empresas. El 73% de esas empresas son extranjeras. Se estima que genera 34.000 empleos directos y 90.000 indirectos. Según Concha, las pymes tienen su oportunidad de crecimiento en los nichos, porque las multinacionales se están concentrando solo donde están los productos rentables.

Oportunidades

• Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo y esto le otorga un potencial gigante en el sector.
• La agilización y eficiencia en los procedimientos de registros.
• La inversión del sector público y privado en centros de investigación y desarrollo para generar productos de valor agregado.

Riesgos

• Fuerte competencia de productos provenientes de China en el mercado interno.
• Poca regulación en el mercado de los orgánicos.
• Existe una intensa competencia exportadora.