Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

Pricem

La Comisión de Expertos para la Equidad y Competitividad Tributaria propuso modificaciones para la reforma que tiene en vilo a los contribuyentes en el país. Estos son los siete principales cambios sugeridos.

Por: Carlos Chaparro, socio| PwC SLT; Alba Gómez, gerente senior| PwC SLT, y Andrea Méndez, asociada| PwC SLT.

El sistema tributario es clave a considerar en el desarrollo de cualquier actividad económica. La reforma tributaria de 2014 (Ley 1739) ordenó la conformación de una Comisión de Expertos para proponer reformas orientadas a combatir la evasión y elusión fiscal y lograr que dicho sistema sea más equitativo y eficiente. Ellos emitieron un informe en diciembre de 2015 y estos son los aspectos más importantes:

1. Impuesto sobre las utilidades empresariales: reemplazaría el impuesto sobre la renta, al CREE y su sobretasa y al impuesto a la riqueza. Sus elementos principales serían los siguientes:

a. Sujetos pasivos. Corresponderían a los mismos del actual impuesto sobre la renta, a los que se sumarían fondos, cuentas en participación, uniones temporales, consorcios, patrimonios autónomos y demás contratos de colaboración empresarial.

b. Hecho generador y base gravable. Utilidad comercial del año fiscal. Esta se calcularía con base en la utilidad contable bajo NIIF y principalmente tendría 2 ajustes: homogenizar el tratamiento en ciertos aspectos en los que las NIIF permiten discrecionalidad y la conciliación fiscal.

c. Base gravable alternativa. El gravamen propuesto tendría una utilidad presunta equivalente al 4% del patrimonio neto contable del año anterior, cuyas exclusiones serían únicamente: los primeros años de empresas nuevas según lo determine el reglamento, los patrimonios en periodos de exploración en petróleo y minería, los patrimonios en periodo no productivo en cultivos de tardío rendimiento y los patrimonios en zonas declaradas en emergencia.

d. Descuentos tributarios. Sobre el IUE se podrán descontar únicamente los impuestos pagados en el exterior; el 20% del valor de los gastos en Investigación, Desarrollo e Innovación, Reforestación y Protección Ambiental y el 30% de las donaciones a Esal del régimen especial.

e. Retención en la fuente. Se practicaría con base en el resultado fiscal del año anterior.

Esta primera propuesta denota el interés de la comisión de eliminar la diversidad de regímenes, exenciones y tratamientos preferenciales que existen en aras de la simplicidad y uniformidad del sistema tributario.

2. Impuesto a los dividendos: deben ser incluidos en las declaraciones del impuesto a las utilidades empresariales de los accionistas, con derecho a descontar el 20% de su valor. Se recomienda que al momento de distribuirlos se practique retención en la fuente a la tarifa del 10% o 15%, que dependería de la naturaleza de la sociedad.

La discusión sobre la doble tributación económica que supone gravar los dividendos en cabeza de la empresa y sus accionistas ha estado latente. Sin embargo, estudios sugieren que alrededor del 90% de los dividendos distribuidos en el país son recibidos por cerca del 10% de los contribuyentes. Se ha resaltado la concentración de riqueza que existe respecto de la distribución de dividendos y se ha acogido la posición de “a mayor capacidad económica, mayor capacidad contributiva”.

3. Impuestos territoriales:

a. La comisión recomienda simplificar los impuestos territoriales y eliminar la cantidad de tributos.

b. Impuesto al consumo de cigarrillos y tabaco. Se propone aumentar el monto del impuesto en 150% en tres años y actualizarlo según el IPC para fortalecer la salud pública y acercar la legislación colombiana a estándares internacionales.

c. Unificar en un solo gravamen el actual impuesto al consumo de cerveza, sifones y refajos y al consumo de licores, vinos y aperitivos. Este tendría una base gravable de $400 por grado de alcohol contenido en el producto. Los dos primeros grados de alcohol para todas las bebidas estarían exentos. Además, para la cerveza, se propone que el aumento se haga de forma gradual en dos años. Se estudia gravar los licores, sin excepción, a la tarifa general del IVA.

d. Se recomienda la creación del impuesto sobre bebidas azucaradas con el fin de desincentivar su consumo. Estas estarían sujetas a un impuesto unificado por litro de producto. Apoyándonos en la experiencia internacional con este tipo de medidas, particularmente en el caso de México, el impacto de este impuesto en caso de ser aprobado posiblemente se refleje en términos del recaudo y no del desincentivo al consumo de estas bebidas. En todo caso, ese recaudo ayudaría al Estado en la financiación de los costos de salud pública.

e. Impuesto de vehículos. Aumentar el impuesto, incluyendo en su base gravable criterios de afectación del vehículo al medio ambiente. Adicionalmente, se recomienda extender la cobertura de este impuesto a las motocicletas.

f. Impuesto Predial. Se recomienda que sea facturado sin exigir declaración. Así mismo, se propone para las personas jurídicas o naturales obligadas a llevar contabilidad que el mayor valor entre el valor contable y el avalúo catastral sea tenido en cuenta en la base gravable.

Dada la incertidumbre que existe actualmente sobre la territorialidad de las actividades comerciales, ésta es una medida saludable que podría dar mayor claridad a lo que hoy resulta ser un tema que genera inseguridad jurídica.

g. Regalías. Sugieren estudiar la posibilidad de adoptar un sistema de regalías para nuevos proyectos petroleros y mineros en Colombia, en el cual se sustituya parte del actual régimen por un impuesto a la renta minera o una regalía progresiva. Según la comisión, este cambio aumentaría el valor presente de los ingresos fiscales obtenidos de aquellos proyectos que resulten económicamente productivos, sin afectar las explotaciones que se llevan a cabo bajo el actual régimen de regalías.

4. Personas naturales: La comisión expone la necesidad de eliminar la actual clasificación de personas naturales, modificar su tabla de rangos y tarifas, establecer un límite conjunto a las deducciones, exenciones y demás beneficios, entre otras medidas.  En este sentido, se propone para efectos tributarios adoptar una clasificación según la naturaleza de los ingresos.

a. Rentas de trabajo: se considerarían como aquellas obtenidas por personas naturales por concepto de salarios, comisiones, prestaciones sociales, viáticos, gastos de representación, honorarios, emolumentos eclesiásticos, compensaciones recibidas por el trabajo asociado cooperativo y en general, las compensaciones por servicios personales, conforme al artículo 103 del E.T.

b. Otras rentas: serían todas aquellas que no califiquen como trabajo.

Respecto de los rangos y tarifas para personas naturales se sugiere incluir un rango adicional de ingresos a las tarifas de renta para completar cinco. La comisión sugiere homogenizar el tratamiento fiscal de las pensiones a las demás rentas de personas naturales y propone algunos ajustes al cálculo de la renta presuntiva.

Respecto de este punto de la propuesta, se reconoce la complejidad del régimen de personas naturales establecido en la anterior reforma (Ley 1607 de 2012) y el interés en reconocer la necesidad de un sistema más progresivo.

5. Aspectos formales y de procedimiento:

a. Recaudo y retención. Se sugiere permitir la compensación automática de saldos por los distintos impuestos y retenciones.

b. Elusión y evasión. Los expertos sugieren entre otras medidas: (i) crear la figura del auditor tributario bajo el ámbito de las NIIF que remplace las responsabilidades que de manera genérica se atribuyen al revisor fiscal, (ii) acelerar la implementación de la factura electrónica, la cual ya cuenta con su marco jurídico, (iii) limitar la deducibilidad de pagos en concordancia con los impuestos directos.

c. Defensor del contribuyente. Se plantea dotar a la defensoría del contribuyente y usuario aduanero de recursos y competencias efectivas respecto a la aplicación práctica de las normas tributarias con el objetivo de garantizar los principios de equidad, legalidad y objetividad en la relación impositiva entre los ciudadanos y el Estado.

6. Entidades del régimen especial:

a. Se propone que por regla general todas las asociaciones, fundaciones y corporaciones constituidas como entidades sin ánimo de lucro sean contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, salvo las que se clasifican expresamente como no contribuyentes y las que sean admitidas al Régimen Tributario Especial (“RTE”).

b. Para ingresar al RTE la entidad deberá: (i) estar constituida como “Entidad sin Ánimo de Lucro”, (ii) su objeto social principal debe ser de interés general en al menos una de las actividades meritorias señaladas específicamente y (iii) deberá presentar un plan de ejecución para la inversión de al menos el 60% de los excedentes percibidos en las actividades meritorias. Las entidades que superen 160.000 UVT de ingresos anuales tendrán que presentar una memoria económica y los ingresos obtenidos por actividades diferentes a las meritorias no podrán exceder el 40% so pena de dejar de pertenecer al RTE.

c. Respecto de la depuración del impuesto sobre la renta se sugiere que las rentas exentas serán definidas de acuerdo a la actividad meritoria que se desarrolle y que exista una tarifa única del 20%.

d. Corresponderá a la Dian decidir sobre el régimen de admisión al RTE teniendo en cuenta los requisitos y las reglas para su creación, durante su existencia, hasta su disolución y liquidación.

De esta forma se evidencia la necesidad de implementar un mayor control para estas entidades y evitar así que sean  utilizadas con fines de evasión fiscal.

7. Otros aspectos:

a. Se insiste en la necesidad de mantener el GMF. Para contrarrestar su impacto se debería evaluar la posibilidad de que sea deducible  en un 100%.

b. Ganancias ocasionales: Se mantendría la tarifa de 10% para sucesiones y donaciones a título gratuito y la de 20% para las loterías, rifas y juegos de azar. Sin embargo, se elevaría a 15% para aquellas ganancias ocasionales derivadas de la venta de inmuebles y otros activos. Así mismo, la comisión propone que sea tratada como una renta ordinaria.

El Gobierno anunció que presentará ante el Congreso una reforma tributaria en el segundo semestre de 2016, que posiblemente tendrá en cuenta algunas de estas propuestas. Esa nueva normativa, una vez aprobada, estará disponible en el Estatuto Tributario de PwC, una herramienta que permite consultar la normatividad, doctrina y jurisprudencia tributaria vigente.