Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

Estatutoa

La creación de un sistema de administración de riesgos y de la figura de los usuarios aduaneros confiables son algunos de los beneficios que destaca la Dian sobre el nuevo Estatuto Aduanero.

Con el nuevo Sistema de Administración de Riesgos en operaciones de comercio exterior, las autoridades aduaneras podrán identificar operadores y operaciones que representan algún tipo de riesgo, enfocando en ellos el control, mientras se facilitarán las actividades y obligaciones aduaneras de operadores confiables ‘certificados’.

Como efecto, los empresarios que obtengan estos beneficios podrán disminuir los tiempos y los costos asociados a los procesos de importación y exportación de mercancías. A esto también se suma la posibilidad de realizar declaración anticipada de mercancía que aún no se encuentra en el sitio.

“El Estatuto Aduanero expedido facilita la movilización de carga que ingresa o sale del país, al crear la figura del tránsito aduanero por transporte combinado y utilizar varios modos como el fluvial, férreo, terrestre, aéreo y marítimo. Estos son elementos claves para el desarrollo de la logística de transporte en Colombia en proyectos como el corredor férreo Buenaventura-La Tebaida y la recuperación de la navegabilidad del Río Magdalena”, señaló la Dian.

En este proceso logístico también se incorporarán dispositivos electrónicos de seguridad que evitarán la apertura de los vehículos o unidades de carga durante el ciclo de transporte, lo que va a mejorar la trazabilidad y el control de la mercancía despachada por parte de la Dian.

A pesar de los beneficios que se le reconocen al nuevo articulado, que por fin vio la luz luego de siete años de ires y venires, expertos como Pedro Sarmiento, vocero del Instituto Nacional de Contadores Públicos de Colombia, y el presidente del gremio de comercio exterior, Javier Díaz, están de acuerdo en que faltó regulación sobre temas clave para la competitividad exportadora del país: zonas francas, Plan Vallejo y comercializadoras internacionales.

Sarmiento señala que no se definió la autoridad competente para la fiscalización de operaciones en zonas francas. No está claro si los empresarios le responden a la Dian o al Ministerio de Comercio.

Por otra parte, existe un vacío en cuanto a la entrada en vigencia de algunas de las nuevas normas, ya que el Gobierno estima que se tardará unos seis meses en expedir los decretos reglamentarios complementarios, pero lo que algunos han señalado como más preocupante es que gran parte de las nuevas disposiciones implican cambios en el Muisca, o incluso el montaje de una nueva solución informática en la Dian.

Al respecto, el director de la entidad, Santiago Rojas, reconoció que contar con las nuevas aplicaciones o una nueva herramienta se tomará como mínimo 18 meses. Ante esta realidad, Sarmiento afirma que los empresarios necesitan claridad sobre los procedimientos vigentes, aún sin la solución informática, para no incurrir en sanciones por desconocimiento.